Defensoría del Pueblo evidencia que la compra del suplemento “Carmelo” solo cubrirá la demanda de menos del 50% de la población adulta mayor beneficiaria

La Paz, 29 de agosto de 2020.- La Defensoría del Pueblo en una investigación defensorial identificó que, entre enero y agosto de este año, sólo 89 de 339 gobiernos municipales, que representan el 26,25%, cumplieron con la adquisición del suplemento nutricional “Carmelo” en una cantidad que cubre la demanda de menos del 50% de la población adulta mayor que accede a este apoyo alimenticio.

También identificó que los entes gestores de la Seguridad Social de Corto Plazo (cajas de salud) en este periodo no realizaron la adquisición de este producto, afectando aún más a esta población que es una de las más afectadas durante la pandemia por COVID-19.

“La compra de solamente 501.787 bolsas del suplemento ‘Carmelo’ para una población de 1.099.758 personas adultas mayores, es una cantidad insuficiente que afectará en la salud de esta población que por su condición requiere de micronutrientes, calcio, hierro, yodo, Complejo B, Vitamina D, Omega 3, colágeno que están contenidos en ese suplemento nutricional”, manifestó la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

El pasado 26 de agosto recordó el Día de la Dignidad de las Personas Adultas Mayores, en el marco de esta fecha, la Defensoría del Pueblo llama a las familias y la sociedad a recordar y cumplir con su deber de promover entornos afectivos que contribuyan a erradicar la violencia, promover la integración intergeneracional y fortalecer las redes de solidaridad y apoyo social.

La Defensora manifestó su preocupación por la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra esta población, que de acuerdo al registro de picos altos de contagios por COVID-19, alcanzaron a más de 110.000 personas confirmadas; lamentablemente, precisó, el 51 % del total de decesos por este virus son personas adultas mayores, a esto se suma que en siete ciudades (Trinidad, El Alto, Potosí, Santa Cruz, Tarija, La Paz y Sucre), los centros de acogida de larga estadía reportaron el fallecimiento de más de 55 personas.

Destacó, asimismo, que esta población, a pesar que la pandemia por el coronavirus mermó sus formas de relacionamiento social, emocional y de comunicación familiar, y en particular afectó su derecho a la salud física y mental y la que estuvo expuesta a un mayor grado de discriminación, demostró mayor capacidad de resiliencia, adquirida a lo largo de los años, transmitiendo sus conocimientos, sabiduría, experiencia y promoviendo el respeto a su autonomía.

El pasado 23 de abril, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó a los Estados implementar medidas económicas en favor de la población adulta mayor, acompañadas de estrategias de pago seguro para la protección de las personas adultas mayores, a fin de evitar aglomeración y contagio, con horarios especiales o trato preferencial en los puntos de pago, asistidas por personal policial capacitado en un trato adecuado a las personas adultas mayores y difundidas en campañas de comunicación accesibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.