Joven relata que lo quisieron enterrar vivo en una construcción

La Paz, 8 de agosto de 2022.- Un joven bailarín de la fraternidad Tobas «Nueva Juventud» de Villa Victoria relató que se salvó de ser enterrado vivo en una construcción ubicada en la población de Achacachi.
Aún con la ropa impregnada de arena y barro y con heridas y sangre en el rostro, el joven contó a la prensa que lo último que recuerda es que alguien que conoció en la entrada de Villa Victoria le invitó un vaso de bebida y que en horas de la madrugada cuando despertó, grande fue su sorpresa al encontrarse en un ataúd en una construcción en etapa inicial en las afueras de Achacachi. Fue él mismo quien con sus propias fuerzas rompió el vidrio, abrió el ataúd y logró salir del lugar dirigiéndose hacia el camino principal donde recibió la ayuda de una persona que pasaba por el lugar.

El joven de nombre Víctor Hugo M. de 30 años de edad, de profesión costurero indicó que no tiene enemigos y que le extraña mucho lo que le pasó.
La costumbre conocida como «capacocha» es una costumbre que viene de las épocas prehispánicas que consiste en enterrar vivas a personas en cimientos de construcciones (puentes, casas, caminos) cómo ofrenda a la Pachamama con el fin de garantizar la estabilidad y durabilidad de la construcción. Actualmente se escucha que aún se practica la costumbre con el mismo fin, y también se dice que se practica esta costumbre en grandes construcciones como edificios, puentes e infraestructuras de envergadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.