Luis Arce y David Choquehuanca cumplen con rito ancestral milenario para asumir el mando del país

La Paz. A pocas horas de asumir oficialmente las riendas del país, los mandatarios electos; Luis Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes, acompañados de sus esposas e hijos, realizaron la madrugada de este viernes un rito ancestral milenario aymara en el centro ceremonial de Tiwanaku, donde un grupo de amautas les entregaron el bastón de mando para conducir el destino del Estado Plurinacional de Bolivia.

La ceremonia ancestral de la wajt´a, ofrenda a la Pachamama, se realizó ante los primeros rayos del sol y contó con la participación de las delegaciones de las organizaciones sociales más representativas del país, autoridades originarias de las 20 provincias de La Paz y legisladores electos.

Este rito andino realizado por cuatro amautas y dos mama t’allas, tiene el objetivo para gobernar bajo la tutela y la sabiduría de la madre tierra; los amautas entregaron dos diademas en representación de los Apus (dioses) máximos, el símbolo del Sol que engendra la energía fue para el presidente Arce.

“Hermanos, simplemente pedir a nuestros achachilas, nos den sabiduría para poder llevar adelante al país en paz, tranquilidad y en prosperidad. Jallalla hermanos”, manifestó el presidente electo Luis Arce durante la ceremonia ancestral.

“Con mucho compromiso y amor por #Bolivia, con el hermano David Choquehuanca, recibimos el bastón de mando de los amautas. Las energías de la Pachamama y de nuestros ancestros nos acompañan. ¡Gracias pueblo boliviano!”, escribió Arce poco después en las redes sociales.

Ante los monolitos Pachamama y Chachapuma, ambos mandatarios fueron vestidos con prendas de lana de alpaca y llama en tonos blancos, especialmente confeccionadas para el ritual principal. A las 5:40, en pleno alba, fueron conducidos por los amautas y las Mama T’allas al templo de Akapana para la primera wajtha. La ofrenda se realizó solo con los maestros de la ceremonia. El ritual servía también para que los amautas pidieran permiso o licencia a los Apus y achachilas.

Con los primeros rayos del sol, el Presidente y Vicepresidente de Bolivia, elegidos en las elecciones del 18 de octubre con el 55.10%, acomodaron las mesas sobre el ofrendario para luego agradecer a la Pachamama o Madre Tierra a través de una tradicional ch’alla; el intenso fuego predijo fuerza, vigor y esperanza para el venidero gobierno.

Después, escoltados por los amautas y las mama t’allas, las autoridades, junto a sus esposas, caminaron hacia el templo de Kalasasaya para el ritual final. Ahí, los líderes indígenas, haciendo uso de los saberes y ritos ancestrales, entregaron los bastones de mando a Arce y a Choquehuanca, los embistieron como mandatarios del Estado Plurinacional de Bolivia y les demandaron compromiso de respeto y cuidado del país en este nuevo tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.