Presidenta de la ALP: Gobierno se cae a pedazos, los intereses particulares y la corrupción destruyen la estabilidad de 14 años

La Paz. La presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), Eva Copa, afirmó este lunes que el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez se cae a pedazos: las peleas internas, los intereses económicos particulares y la corrupción se encargaron de destruir una estabilidad económica, política y social de 14 años.

Copa considera, en ese marco, que la derecha no debe seguir gobernando a la población boliviana, que este 18 de octubre tiene en sus manos la oportunidad de frenar el descalabro financiero y social que causó la pandemia del coronavirus (COVID-19) y la incapacidad del Gobierno de Áñez, que se queda sin ministros a causa de sus renuncias ante la privatización de los bienes del Estado.

“El Gobierno transitorio de Áñez se cae a pedazos. El desgobierno, las peleas internas, los intereses económicos particulares y la corrupción destruyen una estabilidad económica, política y social de 14 años. La derecha no debe seguir gobernando al pueblo”, escribió la autoridad legislativa, mediante su cuenta de Twitter.

La jornada de este lunes se alejaron del cargo los ministros de Economía y Finanzas, Óscar Ortiz; de Trabajo, Óscar Mercado y de Desarrollo Productivo y Economía Plural, José Abel Martínez, lo que pone en evidencia una crisis de Gabinete a 19 días de las elecciones generales.

Óscar Ortiz fue despedido del Gabinete de Ministros por “diferencias profundas” que tiene con las políticas del Órgano Ejecutivo y con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo. Su alejamiento se debe a que no estuvo dispuesto a firmar el decreto supremo “que vaya contra el ordenamiento jurídico”, en referencia a la devolución de las acciones de Elfec en Cochabamba, que comprometió la presidenta transitoria Jeanine Áñez.

La crisis de Gabinete habría sido causada por el ministro Murillo, por su persistencia en aprobar un decreto de privatización de la empresa cochabambina Elfec, determinación que vulnera las leyes en plena vigencia en el país.

El exprocurador general del Estado, José María Cabrera, se opuso a que las acciones de Elfec, empresa nacionalizada, pasen a manos de sus trabajadores, medida que transgrede el ordenamiento jurídico: “El ministro Murillo presionó para que fuera destituido porque estaba investigando la compra de gases lacrimógenos con supuesto sobreprecio en la que estuvo involucrado el Ministerio de Gobierno”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.