“Masacre blanca” en medios de comunicación de La Paz; hay más de 200 despidos en plena pandemia

Una “masacre blanca” es lo que se está dando en diferentes medios de comunicación estatales y privados del departamento de La Paz, según denunciaron dirigentes sindicales de este sector. En medio de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus COVID-19 se estima que más de 200 trabajadores fueron despedidos.

«Están despidiendo en diversos medios, tanto estatales como privados. Eso es inadmisible», dijo el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz, Edgardo Vásquez.

El dirigente llegó hasta la plaza Murillo, donde están las sedes del Gobierno y el Legislativo nacional, junto a otros líderes sindicales y un grupo de trabajadores de la prensa, para manifestarse contra la «masacre blanca».

Según explicó también hubo despidos en otras regiones de Bolivia.

El caso más crítico es el del periódico privado La Razón, donde incluso fueron despedidos los dirigentes del sindicato, algo que está prohibido por las leyes laborales bolivianas.

El sindicato de ese diario paceño denunció la semana pasada que dos mandos medios de la gerencia convocaron a una reunión virtual por Zoom para informar sobre el despido de 96 trabajadores, sin el pago de los beneficios que les corresponden y alegando una supuesta «fuerza mayor».

El medio defendió en una editorial que las restricciones de la cuarentena le obligaron a «acelerar» sus planes de transformación, con acciones como desvinculaciones voluntarias amparadas en la ley y en una segunda fase con la conclusión de la «relación laboral con una parte del personal», para la supervivencia del medio.

Sin embargo, los trabajadores habían advertido varias veces de que el periódico arrastra problemas financieros desde hace al menos cuatro años.

UNA CARTA La Federación de Trabajadores de la Prensa envió ayer una carta a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, para denunciar despidos en medios privados y estatales, algunos «sin justificación» y otros «como forma de venganza».

El sector reclamó a Áñez que haga cumplir la disposición que prohíbe los despidos durante la cuarentena y que se respete el fuero que garantiza la estabilidad laboral de los representantes sindicales.

Los periódicos bolivianos estuvieron sin circulación en las calles y solamente en formato digital debido a la cuarentena rígida vigente en el país desde marzo, lo que supuso fuertes pérdidas en sus ingresos.

Las ediciones impresas retornaron de forma progresiva, algunas semanalmente o cada quince días. /Opinion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.