• Jue. Abr 18th, 2024

Bolivia vive una situación tensa debido a los Bloqueos de Caminos

La Paz, 27 de enero de 2024. – La tensión y el conflicto en Bolivia persisten debido a una serie de bloqueos de caminos que afectan varias regiones del país. La Delegación Defensorial de Potosí logró la liberación de dos personas vulnerables que se encontraban detenidas en el punto de bloqueo «Ch’ullpa Ck’asa». Sin embargo, 19 personas (11 varones y 7 mujeres) permanecen detenidas en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) Potosí, a la espera de definir su situación jurídica.

En Cochabamba, un comunario del Valle Alto denunció que son obligados a bloquear y que enfrentan sanciones económicas si se niegan. Este testimonio refleja la complejidad y la presión que algunos sectores sienten para respaldar las medidas de presión.

La Defensoría del Pueblo ha urgido al Estado a respetar el derecho a la protesta pacífica, recordando que la protesta es un derecho consagrado en la Constitución y en los instrumentos internacionales de Derechos Humanos. Sin embargo, enfatiza que la protesta debe ser pacífica y no afectar los derechos de otras personas. La Defensoría exhorta al Estado y a los manifestantes a establecer un diálogo inmediato para encontrar soluciones efectivas y adecuadas a las demandas de la población.

En medio de estos bloqueos, cientos de pasajeros en la ruta a Aiquile desbloquearon por cuenta propia, enfrentándose a agresiones de los bloqueadores. Esto refleja la frustración y el impacto negativo que los bloqueos tienen en la movilidad y los derechos de las personas.

Por otro lado, los Ponchos Rojos de Santiago de Huata, en La Paz, expresan su preocupación por el desabastecimiento y planifican acciones en contra de los bloqueos. Asimismo, organizaciones sociales desde el punto de bloqueo en la provincia Tiraque rechazan las declaraciones de la Ministra de Culturas, Sabina Orellana, quien calificó a los manifestantes de terroristas y narcotraficantes.

En resumen, Bolivia se encuentra inmersa en una situación compleja con múltiples actores y demandas. La falta de diálogo y la persistencia de los bloqueos generan tensiones, afectando no solo la movilidad y la economía, sino también el respeto a los derechos humanos y la paz social.

Síguenos y comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Disfrutas este blog? Pasa la voz