Vicepresidente en Conferencia Magistral: «la democracia solo puede provenir del propio pueblo»

La Paz. “Para nosotros la política es la autoconciencia de lo que somos, es nuestra historia hecha conciencia, desde allí tenemos que cosechar las semillas que nos legaron quienes fueron y son nuestros héroes, nuestros mártires, nuestros muertos; para enseñarnos que la democracia solo puede provenir del propio pueblo. El gobierno del pueblo y para el pueblo no es un gobierno que domina, sino un gobierno que libera”, resaltó el Vicepresidente del Estado, David Choquehuanca, durante su exposición en el ciclo de conferencias magistrales Pensando el mundo desde la Vida, desarrollada este lunes 21 de diciembre en el auditorio del Banco Central de Bolivia.

Choquehuanca, al hacer referencia al golpe de Estado perpetrado en noviembre de 2019 en Bolivia, dijo que lo que llevó al quiebre institucional en ese entonces fue la pérdida del ajayu del pueblo, que impidió ver lo que estaba viniendo, por lo que correspondería llamarlo de vuelta. Asimismo, instó a contar lo que pasó realmente en esas fechas y el porqué quisieron apagar el ajayu del pueblo.

“Por nuestros muertos, para que su muerte no sea en vano y podamos limpiar la mala imagen que quieren imponer llamándonos ‘terroristas, salvajes, hordas o bestias’; por ellos hay que recordar y contar lo que realmente pasó, para que entendamos y hagamos entender al mundo que cada vida perdida es suficiente para convencer al universo entero”, manifestó el mandatario en el evento cuya temática fue la recuperación popular de la democracia para la vida.

En ese contexto, subrayó que el gran cambio ya empezó y que está avanzando a su cúspide, donde todos serán los protagonistas de la reconstrucción de la Pacha, del ayllu.

“Tenemos derecho a gobernarnos nosotros mismos, que significa gobernarnos con nuestro propio amuyu, con nuestra propia ideología, con pensamiento propio. Tenemos todo: tenemos territorio, tenemos historia, tenemos fiolosofía, tenemos ciencia, tenemos medicina, tenemos categorías económicas propias, tenemos formas de organización propia que garantizaban equilibrio, tenemos nuestro amuyu y somos mayoría, somos millones, lo único que falta es despertar”, enfatizó Choquehuanca.

En el inicio del ciclo de conferencias magistrales, también estuvieron como expositores invitados Rafael Bautista Segales, filósofo; Jorge Richter, politólogo; y Ramón Grosfoguel, sociólogo puertorriqueño.

Bautista, en parte de su exposición, resaltó que una verdadera democracia solo puede constituirse como la expresión más genuina de la autoconciencia popular que no puede ser una abstracción, sino lo más propio como raíz indígena hecho horizonte político.

En ese sentido enfatizó que “apostar por el vivir bien como horizonte de vida es mucho más que ser de izquierda o de derecha. Si la izquierda pretende no solo actualizar su presencia política, sino refundar sus propias expectativas, debiera ser consciente de la trampa eurocéntrica en la que caen sus premisas y sus postulados y empezar a reconocerse en el pueblo que dice representar, y apostar por aprender de ese pueblo la idea de democracia, que ha sido siempre patrimonio indígena popular”.

Por su parte, el politólogo Richter hizo énfasis en los resultados de las elecciones del pasado18 de octubre, señalando que este hecho no es otra cosa que la reafirmación, sin posibilidad de retorno, de un mensaje de construcción de sociedad a partir del entendimiento de diferentes sectores sociales.

“En el mundo aymara esto se llama el espacio taypi, y el espacio taypi no es otra cosa que la construcción de un espacio donde sectores del mundo aymara, del mundo originario, de la enorme presencia de los pueblos originarios de Bolivia, puedan resolver con el mundo occidental esas asimetrías irresueltas desde el inicio de la República”, dijo.

Finalmente, el sociólogo Grosfoguel cuestionó el uso de la cristiandad en los procesos de colonización a nombre de democracia en los pueblos de América Latina. “La democracia tiene que tener como horizonte la vida, es decir, la formación de un nuevo proyecto civilizatorio que tenga como horizonte los principios del Suma Qamaña y la cosmovisión de la Pachamama. La modernidad siempre nos vendió palabras bonitas, pero a nombre de ellas encubrieron sus crimenes contra la vida, a nombre de salvar almas con el ‘cristianízate o te mato’, en el siglo XVI asesinaron a nuestros pueblos”, recordó.

El nuevo ciclo de conferencias magistrales fue inaugurado por el secretario general de la Vicepresidencia del Estado, Rubén Saavedra, quien manifestó que estas actividades tienen la finalidad de reflexionar y pensar el mundo desde la vida, para encaminarnos a un genuino proceso de transformación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.